La Ópera de la Ciudad de Nueva York, un pilar de la cultura estadounidense que a lo largo de decenios ha montado atrevidas producciones y contribuido a las carreras de luminarias como Plácido Domingo, Renee Fleming y Beverly Sills, está peleando por su vida.

Una importante reunión de la junta se celebraba el mueves en el Lincoln Center for the Performing Arts, hogar de la compañía.

Cantantes y personal de producción trabados en una disputa sobre un nuevo contrato están amenazando con "lanzarse a la huelga y acabar con la existencia de la Ópera de la Ciudad", advirtió un líder sindical el miércoles en un mensaje electrónico a The Associated Press.

Pero en una carta esta semana a la junta, miembros del sindicato expresaron su disposición a hacer concesiones adicionales, dijo Alan Gordon, director ejecutivo de el Gremio Estadounidenses de Artistas de la Música, que representa a cantantes, bailarines y directores escénicos.

El fondo de la compañía ha bajado de 55 millones a 9 millones de dólares, de acuerdo con documentos de auditorías obtenidos por la AP. Y la Ópera de la Ciudad ha aplazado el anuncio de su temporada 2011-2012 por enfrentar un déficit proyectado de cinco millones de dólares.

El presidente de la junta contribuyó personalmente el mes pasado 2,5 millones de dólares como fondo de emergencia para ayudar a evitar el déficit, dijeron funcionarios de la compañía.

Otro miembro actual de la junta, Susan Baker, renunció como presidenta en septiembre luego de ser culpaba en la prensa por decisiones que han dejado a la compañía en una crisis financiera. Baker fue reemplazada por Charles R. Wall, un ex abogado del sector del tabaco que fue quien contribuyó los 2,5 millones de dólares.

Funcionarios de la compañía declinaron comentar cuánto dinero les queda en los cofres, o comentar sobre las declaraciones de Gordon.

______

En la internet:

New York City Opera: http://www.nycopera.com