Agentes de la Policía Metropolitana de la ciudad colombiana de Medellín (noroeste) hallaron hoy 30 granadas camufladas en una caja que contenía tomates y que estaba dentro de un camión lleno de vacas.

Los policías detuvieron el camión a las afueras de Medellín para un control de rutina y, como el conductor tenía una actitud nerviosa, procedieron a inspeccionar el interior del vehículo.

Debajo de una de las vacas encontraron una caja con tomates en la que estaban ocultas las granadas y detuvieron a las tres personas que iban en el camión, dos hombres y una mujer, según un boletín de la Policía Metropolitana.

De acuerdo con las primeras investigaciones, las granadas iban a ser llevadas al cercano municipio de Anorí para las bandas criminales que delinquen en la zona.