Guatemala publicará este mes de mayo el informe de su investigación sobre los experimentos médicos por los que EE.UU. inoculó sífilis a ciudadanos guatemaltecos en los años 40, según anunció hoy en Nueva York la comisión creada por el presidente Barack Obama para investigar esos hechos.

La Comisión Presidencial para el Estudio de Asuntos de Bioética estadounidense, que dio hoy una conferencia en esta ciudad para informar sobre el estado de sus investigaciones, confirmó que el vicepresidente guatemalteco, Rafael Espada, les indicó que publicaría ese informe a finales de mayo.

En esa reunión se explicó asimismo que las comisiones investigadoras creadas en ambos países se reunieron en Guatemala hace algunas semanas para unir fuerzas en su intento por esclarecer los hechos, que salieron a la luz el pasado octubre.

"La Comisión agradece al vicepresidente Espada su transparencia y toda la colaboración que tanto él como su comisión investigadora nos han proporcionado, a medida que avanzamos en la documentación de esta histórica injusticia que claramente carece de ética", dijo hoy en esa conferencia la presidenta de la comisión estadounidense, Amy Gutmann.

Las investigaciones se refieren a unos experimentos médicos de Estados Unidos en Guatemala que trataban de determinar si la penicilina, utilizada para curar la sífilis, podía, además, prevenir que la enfermedad se extendiera por el organismo en las primeras etapas del contagio.

Para ello, se infectó con el virus a 696 personas -la mayoría de ellos presos y pacientes de instituciones mentales- a través de visitas de prostitutas que tenían la enfermedad, por inoculación directa en su órgano sexual, o incluso mediante inyecciones en la médula espinal.

"Miembros de nuestra comisión fueron a Guatemala y tuvieron la oportunidad de hablar con el vicepresidente y su comisión, así como conocer el material que han revisado, lo que nos ayudó increíblemente", dijo hoy a Efe la directora adjunta de la comisión estadounidense, Valerie Bonham.

Bonham explicó que si bien muchas de las personas infectadas han recibido tratamientos, "no hemos sido capaces de confirmar que todas ellas hayan lo hayan recibido, lo que nos resulta muy preocupante".

Por ahora, la Comisión Presidencial para el Estudio de Asuntos de Bioética, creada por Obama cuando se conoció de la existencia de esos experimentos, ha revisado un total de 14.000 documentos y espera publicar su informe este verano.