Un nuevo artefacto explosivo estalló hoy en Birmania (Myanmar) sin causar víctimas, después de que otro matase ayer a dos personas e hiriese a otras siete en un tren, informó la radio birmana.

La explosión de hoy sucedió por la mañana, en la entrada de un locutorio telefónico situado a un centenar de metros de la comisaría en Myawaddy, una ciudad del sureste birmano fronteriza con Tailandia.

Los testigos declararon a radio Mizzima que la deflagración provocó el pánico y numerosas personas corrieron por la calle en busca de un refugio seguro.

La Policía ha acordonado la zona mientras investiga los hechos.

Otro artefacto estalló ayer en el tren que conecta la capital, Naypyidaw, con la norteña ciudad de Mandalay.

La explosión, según las versiones de varios testigos, ocurrió en un vagón de cola cuando el ferrocarril recorría el tramo que atraviesa el distrito de Takkon, en las afueras Naypyidaw.

Explosiones similares se han producido durante las últimas semanas en distintas regiones del país que el Gobierno birmano ha atribuido a los grupos étnicos rebeldes.

El pasado sábado, un policía murió y otro resultó herido al explotar una bomba en un control de seguridad en la localidad de Mudon, en el sureste birmano.