España recaudó 3.200 millones de euros (4.500 millones de dólares) en una subasta de bonos a largo plazo a tasas de interés casi inalteradas.

El Tesoro dijo el jueves que vendió bonos a 10 años por 2.500 millones de euros que pagan un interés promedio del 5,4%, en comparación con 5,5% en abril.

También vendió bonos de 30 años por 724 millones de euros en los que la tasa de interés subió al 6%, en comparación con 5,9% en marzo.

La demanda casi duplicó la cantidad ofrecida en ambas subastas. El Tesoro había esperado recaudar hasta 4.000 millones de euros.

Las tasas de préstamo españolas han subido en los últimos meses después que Portugal solicitó rescate financiero, al igual que Irlanda y Grecia. España es considerada el siguiente en la fila, aunque por el momento hay pocas preocupaciones de que también necesite un rescate.