Un empleado del hotel estaba en la habitación de Dominique Strauss Kahn cuando entró la mujer que acusa de violación al exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), informó hoy "Le Figaro".

Según fuentes próximas a la cadena propietaria del hotel Sofitel donde ocurrieron los hechos, citadas por el periódico francés, el hombre se estaba llevando el desayuno de Strauss-Kahn cuando la empleada del servicio entró y le preguntó si podía empezar a limpiar la habitación.

El hombre le indicó que él había terminado su trabajo y que la suite estaba vacía, con lo que la empleada Nafissatou Diallo no sabía que el político francés se encontraba en ese momento en el baño y creyó que estaba sola.

En caso de confirmarse esa presencia, su testimonio sobre el estado de la habitación y el de Diallo podría ser importante para la investigación, máxime porque no había ninguna cámara en el pasillo que conduce a la habitación 2806.

Igualmente sería relevante para determinar la hora exacta en que ocurrió todo.