El Gobierno chino pidió hoy que el próximo líder del Fondo Monetario Internacional (FMI) proceda de un país emergente, después de la dimisión del francés Dominique Strauss-Kahn, en medio de un escándalo sexual.

"En principio, creemos que los países emergentes y en desarrollo deberían tener representación en los niveles superiores" del FMI, manifestó en rueda de prensa la portavoz de turno del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Jiang Yu.

"Siempre hemos creído que el FMI debe continuar la reforma de sus estructura y gestión y que la elección de su máximo liderazgo se base en el principio de justicia, transparencia y méritos", agregó Jiang tras recalcar que su Gobierno "está prestando mucha atención al desarrollo de los acontecimientos".

Strauss-Kahn fue arrestado el domingo en Nueva York acusado de intentar violar a la camarera de un hotel.

Los países emergentes han intentado en los últimos años tener más representatividad en el FMI, incluso antes de que se desatara el escándalo de Strauss-Kahn, y en los últimos días la prensa china especula con la posibilidad de que el chino Zhu Min, consejero especial del ex director del FMI, pueda sucederlo.

Zhu fue vicegobernador del banco central chino y durante seis años trabajó para el Banco Mundial, antes de asumir su actual puesto en el FMI el año pasado.

Otro de los nombres asiáticos que se barajan es el del gobernador del Banco Popular de China (entidad central), Zhou Xiaochuan, aunque la funcionaria china ha declinado mencionar a ninguno de estos posibles candidatos.