La organización del Festival de Cannes declaró hoy "persona non grata" al director danés Lars von Trier por los comentarios de apoyo a Hitler que realizó ayer en la rueda de prensa de presentación de su película "Melancholia".

A través de un comunicado, el Festival precisó también que esta declaración tiene "efectos inmediatos", pero una portavoz precisó a Efe que la película de Von Trier seguirá en la competición.

El festival pide discreción al director y en el caso de que su película fuese premiada, se le solicitaría que no acudiera a recibir el galardón, según la misma fuente.

La decisión ha tenido lugar después de que el cineasta danés dijera ayer que simpatiza con Adolf Hitler. "Yo entiendo a Hitler aunque comprendo que hizo cosas equivocadas, por supuesto. Solo estoy diciendo que entiendo al hombre, no es lo que llamaríamos un buen tipo pero simpatizo un poco con él", espetó Von Trier, aunque posteriormente pidió disculpas y dijo no ser antisemita.

"Si he herido a alguien (...) me disculpo sinceramente. No soy antisemita ni tengo prejuicios raciales de ninguna clase ni soy un nazi", manifestó Von Trier en un comunicado.

El Festival recordó hoy en su nota que "ofrece a los artistas de todo el mundo una tribuna excepcional para presentar sus obras y defender la libertad de expresión y de creación".

Pero el Consejo de Administración, reunido este jueves en sesión extraordinaria, subrayó que "lamenta profundamente que esta tribuna haya sido utilizada por Lars Von Trier para pronunciar palabras inaceptables, intolerables, contrarias a los ideales de humanidad y generosidad que presiden la propia existencia del Festival".

Este consejo afirmó además que "condena de manera muy firme esas palabras y declara a Lars Von Trier persona non grata en el Festival de Cannes, con efectos inmediatos".