El Banco de Japón (BOJ) comenzó hoy una reunión de dos días para estudiar los tipos de interés, en la actualidad prácticamente a cero, si bien no se esperan cambios en la política monetaria.

El tipo de interés interbancario se encuentra en Japón en una banda entre el 0 y el 0,1 por ciento desde octubre pasado con el fin de impulsar la economía.

El gobernador del BOJ, Masaaki Shirakawa, y el resto de los miembros del comité monetario de la entidad emisora van a estudiar durante dos días en Tokio el estado de la economía japonesa, que entró en recesión durante el primer trimestre del año, tras sumar dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón se contrajo a un ritmo anual del 3,7 por ciento en el primer trimestre de este año, afectado por el terremoto y tsunami del 11 de marzo, después de caer un 3 por ciento en tasa anual entre octubre y diciembre.

En las pasadas semanas, el BOJ aprobó un programa de préstamos a un año y bajo interés por un valor total de un billón de yenes (8.660 millones de euros), que se extenderá hasta finales de octubre.

Con este programa el BOJ quiere animar a los bancos a prestar dinero a negocios y compañías afectadas por el terremoto de 9 grados en la escala Richter del 11 de marzo, que arrasó la costa del noreste japonés y provocó graves daños en infraestructuras y problemas en la industria.