Estados Unidos manifestó el jueves dudas respecto de apoyar de inmediato a un candidato europeo para encabezar el Fondo Monetario Internacional, y sólo señaló que quería un proceso abierto y rápido de sucesión.

La renuncia del francés Dominique Strauss-Kahn ha desatado una búsqueda acelerada de un nuevo líder del FMI, una poderosa organización que inyecta miles de millones de dólares a países en problemas para estabilizar la economía mundial.