El actor y realizador mexicano Diego Luna retomará el sábado las funciones de la obra teatral "Cock" tras una cirugía a la que fue sometido el fin de semana después de tropezar y caer entre en una tarima y romperse el hueso húmero del brazo derecho.

El accidente se produjo el sábado, cuando el histrión realizaba la segunda escena de la obra original del británico Mike Bartlett, y que recientemente se estrenó en la capital mexicana.

Un error de posición ocasionó que Luna cayera entre una tarima y otra, en un momento en el que es empujado por su coprotagonista, el mexicano José María Yazpik.

"Se juntaron mil cosas: se juntó un error de 'Chema' (Yazpik), combinado con un error mío, estábamos parados en una posición en la que no debíamos estar, siempre pasa eso con los accidentes. Si estoy contándolo es porque entonces no fue tan grave, un brazo roto, un hueso, por suerte, me dio tiempo de meter el otro brazo para evitar una lesión más grave", explicó el jueves Luna en conferencia de prensa.

Al actor se le colocaron quirúrgicamente tres tornillos para incrustar el hueso y aunque el diagnóstico es favorable, éste deberá esperar hasta seis meses para quedar completamente recuperado, razón por la cual, la gira de "Cock" contemplada para llevarse al interior de México está siendo revalorada por los productores.

"Será muy difícil hacer una gira, yo tendré que hacer ejercicios para recuperar movimiento, porque la obra la haré con el brazo amarrado. El próximo martes comienzo una terapia de rehabilitación y después será un proceso largo", dijo.

El protagonista de cintas como "Y tu mamá también" y "El búfalo de la noche" comentó que el montaje en México de "Cock" sufrirá algunos ajustes, a modo de que él pueda trabajar lo mejor posible sobre el escenario solamente con su brazo izquierdo.

Aunque el actor de 31 años se mostró positivo, aceptó que los días posteriores a la operación se sintió sumamente deprimido, sobre todo porque la rehabilitación no sólo afecta su trabajo en el teatro, también tiene consecuencias en la vida personal.

"Los primeros dos o tres días estaba muy deprimido, luego comencé a reaccionar a la anestesia, el regreso de la anestesia siempre es raro y traumático () Es la primera vez que me operan y el doctor tampoco se comprometió a nada. Los tornillos los pusimos en parte para esto, para que la recuperación fuera más rápida, si no tendría que haber pasado seis semanas postrado en una cama", señaló.

El recientemente galardonado con un premio Ariel, por su película "Abel", dijo que pareja sentimental, la actriz mexicana Camila Sodi, se enteró por él, aunque la gente que se encontraba en la función aquella noche del 14 de mayo "tuiteó" inmediatamente lo que ocurría.

"Camila se enteró por mí, pero una vez que había un diagnóstico. Ella no usa Twitter y se enteró por mí. ¡Yo ya estaba recibiendo condolencias, y todavía ni llegaba el doctor!", recordó el también director de cine y cofundador de la compañía de cine, Canana.

Luna espera que sus planes de cine en Estados Unidos no se vean afectados por la fractura de su brazo. Tiene previsto regresar a la pantalla grande con la película Contraband, en la que comparte créditos con la británica Kate Beckinsale y el estadounidense Mark Wahlberg, bajo la dirección de Baltasar Kormákur.

"Las películas en Estados Unidos están programadas para octubre, digamos que en agosto o septiembre sería el arranque, y yo espero para entonces estar mejor... El doctor dice que soy joven y que mi cuerpo puede que esté listo en tres o cuatro meses, pero que debo mentalizarme a que serán seis meses. Confío en que sea antes, pues de lo contrario, tendría que parar a cualquier actividad física", dijo Luna.