La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, pidió hoy en Washington el diseño de una "agenda regional" contra el narcotráfico y el crimen organizado, de cara a la conferencia sobre seguridad en Guatemala el mes próximo.

Chinchilla, que cumple hoy su cuarto día de una gira de una semana por Washington, consideró que la estrategia actual en la región requiere ajustes.

"Lo que se busca es que sea una propuesta regional. Queremos generar aportes adicionales de Costa Rica a la propuesta regional, y dicha propuesta tiene que ser más que la mera suma de las iniciativas nacionales", dijo a Efe Chinchilla, tras un almuerzo privado con líderes empresariales y políticos en el American Enterprise Institute (AEI).

"Se trata de verdaderamente fortalecer políticas regionales a nivel de, por ejemplo, resguardo de fronteras de manera conjunta, intercambio de información y de inteligencia, entrenamiento conjunto de policías para patrullajes; ese es el tipo de elementos que nos parece que resultan vitales", agregó.

Chinchilla explicó que su Gobierno también busca una "revisión de lo que ha pasado en los últimos 15 años con los tratados que en Centroamérica se han suscrito", porque muchos de ellos no se han logrado implementar.

Para la mandataria costarricense, es necesario "saber por qué no se han implementado, o si hay que hacer cambios", además de buscar formas de complementar los tratados de patrullaje conjuntos con otros países.

Chinchilla se refirió a la reunión sobre seguridad regional en Guatemala, el 8 y 9 de junio próximo, que fue acordada por los mandatarios del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), durante la cumbre ordinaria que celebraron en diciembre pasado en Belice.

Será la Primera Conferencia Internacional de apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, en la que se espera la participación de representantes de organismos financieros internacionales, de las Naciones Unidas y países cooperantes.

La reunión se producirá en unos momentos en que el Gobierno de Estados Unidos ha expresado preocupación sobre el incremento del narcotráfico y la penetración de elementos de los carteles de la droga en Centroamérica, en particular en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Ese encuentro, según explicó Chinchilla, servirá para analizar mejores estrategias contra un problema tan complejo como el crimen organizado.

Preguntada sobre la militarización de la lucha antidrogas en México, Chinchilla dijo que, tomando en cuenta la complejidad y presencia de los narcos en ese territorio, entiende que el presidente Felipe Calderón "tenga que echar mano de todas las instituciones que tiene a su alcance".

Ante la ausencia de un Ejército en Costa Rica, Chinchilla consideró que la lucha antidrogas es más un asunto de inteligencia y no del uso de la fuerza.

"El hecho de no tener Ejército no quiere decir que Costa Rica es el país más vulnerable. Todo lo contrario (...) ha sido el país que mejor ha logrado protegerse contra este flagelo", enfatizó.

Agregó que su Gobierno apuesta por continuar profesionalizando a la policía y fortalecer otros elementos fundamentales en la lucha contra los narcotraficantes, tales como "una prensa libre e independiente, la transparencia en las instituciones, y la profesionalización de nuestro poder judicial".