La cantante y actriz Cher celebra mañana su 65 cumpleaños en la cima de su carrera artística, convertida en una estrella polivalente que desafía el paso del tiempo a base de reinventarse y reconstruirse físicamente.

Estrella inagotable, Cher tiene a gala ser la única mujer que ha logrado situar en todas las décadas al menos una de sus canciones en lo más alto de las listas de éxitos de EE.UU. desde que debutara en los años 60.

Títulos como "I got you babe" (1965), "Gipsy, Tramps & Thieves" (1971), "If I could turn back time" (1989), "The shoop shoop song" (1991) o "Walking in Memphis" (1995) forman parte de su legado en el que ocupa un lugar preeminente "Believe" (1999), el tema más internacional en sus más de 40 años sobre los escenarios.

"Believe", una inmersión de Cher en la música "dance", fue la tarjeta de entrada de la artista en el nuevo siglo consiguiendo el número uno en 23 países y con más de 11 millones de copias vendidas.

Puso ritmo al año 2000 con "Strong Enough" y "All or Nothing", incluidas en el mismo álbum e inició una gira de más de 120 conciertos que fue seguida entre 2002 y 2005 por un "tour" de despedida en el que realizó 325 actuaciones.

Su adiós a los conciertos itinerantes fue simplemente un cambio de estrategia y Cher, a la que no se le pasa por la cabeza la jubilación, instaló su espectáculo en el casino Caesars Palace de Las Vegas desde mayo de 2008 hasta el pasado mes de febrero.

Entre tanto, la veterana intérprete rodó la película "Burlesque", un musical con Christina Aguilera que se estrenó en 2010 y que obtuvo este año el Globo de Oro a la mejor canción con "You Haven't Seen The Last of Me" al que Cher puso su voz.

Nacida el 20 de mayo de 1946 en El Centro, en California, la pequeña Cherilyn Sarkisian (su nombre real) supo desde muy pequeña que "quería ser famosa", según admitió ya adulta.

Persiguió ese sueño con tenacidad aunque nunca pensó que lo conseguiría como cantante. Su deseo siempre había sido triunfar en la gran pantalla, algo que conseguiría en la década de los 80 cuando ya era toda una celebridad en la música y la televisión en EE.UU.

Fue su primer marido, Sonny Bono, quien le abriría las puertas del mundo del espectáculo tras probar suerte como bailarina "go-go" en Los Ángeles.

"Me convencí de que esta tímida y delgada adolescente con una voz inusualmente profunda tenía madera de estrella. Todo lo que necesitaba era a alguien que canalizara su talento oculto", escribió Bono en su autobiografía "And The Beat Goes On" (1992).

Ella tenía 16 años cuando se conocieron y poco después contrajeron matrimonio, una relación que se prolongó hasta 1975 y que deparó un período muy fructífero para ambos convertidos en la pareja artística "Sonny and Cher" que se consagró con "I Got You Babe" y con una premiada comedia televisiva "The Sonny & Cher Comedy Hour".

Fruto de esa vida en común nació Chastity Bono, primera hija de la intérprete que con los años se declararía transexual y se sometería a operaciones de cambio de sexo hasta que oficialmente pasó a ser un hombre, de nombre Chaz, en mayo de 2010.

El quirófano ha sido un lugar frecuentado también por Cher quien admitió haberse operado la nariz, los labios y los pechos por motivos estéticos, aunque se especula que la lista de retoques incluiría incluso la extirpación de costillas para afinar la silueta, inyecciones de botox y otras intervenciones para eliminar las arrugas del rostro.

Cher tuvo un segundo matrimonio relámpago en 1975 con el rockero Gregg Allman que duró apenas nueve días debido a las adicciones del marido, aunque la relación entre ellos se prolongó meses y dio origen al segundo hijo de la artista, Elijah Blue.

Su ansiado éxito en el cine se hizo esperar. Tras debutar en un filme dramático en 1969 ("Chastity") y superar los vaivenes personales en los 70, los 80 la encumbraron a lo más alto de Hollywood donde trabajó en "Silkwood" (1983) -su primera candidatura al Óscar-, "Mask" (1985) y "The Witches of Eastwick" (1987).

La estatuilla sería finalmente suya en 1988 por "Moonstruck" y se dedicaría en los 90 a proyectos menores para abandonar temporalmente el celuloide tras "Faithful" (1996) y no regresar hasta "Burlesque" (2010).

En la actualidad, Cher prepara un nuevo disco junto al productor Mark Bright, que está detrás de conocidos artistas de country como Carrie Underwood, en lo que parece un nuevo giro en su trayectoria.

Fernando Mexía