El cineasta danés Lars von Trier fue expulsado el jueves del Festival Cinematográfico de Cannes debido a su declaración de que simpatiza con Adolfo Hitler.

Los organizadores dijeron en un comunicado que von Trier es ahora "persona non grata" en Cannes debido a sus declaraciones de la víspera. Es una medida sin precedentes para el festival, que en 2000 otorgó su máximo honor a la película de Von Trier "Dancer in the Dark".

El comunicado no aclaró si la película actual de Von Trier, "Melancholia", había sido expulsada de Cannes. Pero Christine Aime, jefa de la oficina de prensa, dijo que el filme seguía en competencia, aunque si gana algo en la ceremonia de premiación el domingo von Trier "no va a estar allí para recibir el premio".

En una conferencia de prensa el miércoles, Von Trier dijo que comprendía a Hitler y simpatizaba con él. Más tarde dijo que era una broma y ofreció disculpas a través de un comunicado.

El comunicado del festival dijo que la junta directiva "condena con firmeza estos comentarios y declara a Lars von Trier persona non grata en el festival".

El festival "proporciona a los artistas de todo el mundo un foro excepcional para presentar sus obras y defender la libertad de expresión y creación", dice el comunicado. La junta "deplora profundamente que Lars von Trier empleara este foro para expresar comentarios que son inaceptables, intolerables y contrarios a los ideales de humanidad y generosidad que presiden la existencia misma del festival".

El miércoles, von Trier le dijo a reporteros en la conferencia de prensa por "Melancholia" que sentía compasión por Hitler.

"¿Qué quieren que les diga? Yo entiendo a Hitler, pero pienso que hizo algunas cosas malas, sin dudas ... Él no es lo que uno llamaría una buena persona, pero yo entiendo muchos aspectos de él y simpatizo un poco con él. Pero, vamos, no estoy en favor de la II Guerra Mundial, ni en contra de los judíos".

"Yo estoy muy en favor de los judíos. No demasiado, porque Israel es una lata".

Von Trier agregó que él admiraba al asistente de Hitler Albert Speer.

En una entrevista más tarde, el danés dijo que sus declaraciones habían sido en broma.