El Gobierno canadiense recomendó hoy a sus ciudadanos que no acudan al departamento guatemalteco de Petén, ante "el reciente aumento de la violencia relacionada con el tráfico de drogas".

La recomendación del Gobierno canadiense se produce después de que el pasado lunes las autoridades guatemaltecas declararan el estado de sitio durante 30 días en Petén, en el norte del país, tras la masacre de 27 labriegos el domingo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores canadiense emitió hoy un aviso de viaje en el que recomienda "evitar todo viaje que no sea esencial" a Petén, incluida la zona turística de Tikal, en donde se encuentra un importante complejo maya prehispánico.

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó el estado de sitio en Petén, fronterizo con México y Belice, tras visitar el lugar de la matanza, la finca Los Cocos, donde los 27 campesinos fueron tiroteados y casi todos decapitados, en una masacre atribuida por las autoridades a sicarios del cartel mexicano Los Zetas.