Dominique Strauss-Kahn buscaba el jueves salir bajo fianza de una de las cárceles más famosas de Estados Unidos, horas después de que el político francés renunció como director general del Fondo Monetario Internacional para enfrentar los cargos en su contra por presunto asalto sexual.

Strauss-Kahn ha estado detenido desde el lunes en el centro penitenciario de la isla de Rikers en Nueva York, aunque en una zona segregada de los demás reos.

Se programó una audiencia en un tribunal de Manhattan el jueves por la tarde, a donde será llevado para que solicite de nuevo la libertad bajo fianza. Es casi seguro que los fiscales le harán frente con una oposición vigorosa.

De acuerdo con una carta que difundió la junta directiva del FMI el miércoles por la noche, Strauss-Kahn negó los cargos de haber asaltado sexualmente a una camarera en un hotel de lujo donde se hospedaba en Manhattan.

Dijo que con "gran tristeza" se vio obligado a renunciar al cargo, debido a que pensaba en su familia y porque quería proteger al Fondo Monetario Internacional.

En documentos judiciales presentados el miércoles por su defensa, el político francés dijo que había entregado su pasaporte y que no podía salir de Estados Unidos.

Sus abogados propusieron que se le imponga una fianza en efectivo de un millón de dólares y que sea sometido a arresto domiciliario en la casa de su hija Camille, una estudiante de posgrado de la Universidad de Columbia, las 24 horas del día y con un equipo de monitoreo electrónico.

Strauss-Kahn, de 62 años, no tiene antecedentes penales, es "un esposo y padre amoroso", y ha ganado amplia reputación como diplomático, político, abogado, economista y profesor, escribieron sus abogados.

La mucama, una inmigrante de 32 años de edad que nació en la nación africana de Guinea, le dijo a la Policía que Strauss-Kahn, de 62 años, salió desnudo del baño, la persiguió y la forzó a que le hiciera sexo oral y que trató de desnudarla antes de que ella pudiera huir del cuarto.

La AP no identifica a presuntas víctimas de delitos sexuales a menos que ellas estén de acuerdo.

Strauss-Kahn fue detenido sin derecho a fianza el lunes después de que los fiscales argumentaron que podría intentar huir a Francia, su país natal, y quedar fuera del alcance de la ley estadounidense.

La Policía intensificaba la investigación para esclarecer las acusaciones de agresión sexual contra el ex director del FMI.

Los investigadores cortaron un pedazo de la alfombra de una habitación de hotel para buscar evidencia de ADN, dijeron funcionarios el miércoles a The Associated Press.

Los fiscales y detectives del Departamento de Policía de Nueva York creen que la alfombra puede contener restos de semen de Strauss-Kahn, salpicados después de un presunto intento de sexo oral forzado, dijeron los oficiales, que hablaron bajo condición de anonimato.

Un segundo funcionario dijo que las pruebas de ADN se estaban manejando por la "vía rápida", pero que los resultados todavía podrían demorarse unos días.

Los dos funcionarios hablaron bajo condición de no ser identificados porque ninguno estaba autorizado a hablar públicamente sobre el caso.

___

Los periodistas de The Associated Press Jennifer Peltz y Chris Hawley contribuyeron a este despacho.