Una tiara de esmeraldas colombianas y diamantes, que perteneció a la princesa Katharina Henckel von Donnersmarck, se convirtió hoy en la más cara jamás vendida en una subasta y por la que un comprador anónimo de Norteamérica pagó 12,7 millones de dólares.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agreganos en facebook.com/foxnewslatino