Autoridades de Texas y México decidieron el miércoles restaurar por etapas el puente colgante internacional Miguel Alemán-Roma, de 83 años de antigüedad, que está sobre el río Bravo, mientras reciben más financiamiento.

El puente enlaza a Roma, Texas, con Ciudad Miguel Alemán, en el estado de Tamaulipas, y es el único paso entre ambas localidades.

Sin embargo, ha estado cerrado durante mucho tiempo al tránsito debido a un deterioro estructural.

Texas, Roma y el condado de Starr están prometiendo 1,5 millones de dólares para las reparaciones iniciales, y el estado de Tamaulipas y Ciudad Miguel Alemán otros 1,5 millones.

Eso sería suficiente para volver seguro el puente al tránsito peatonal. El administrador de Roma, Crisanto Salinas, le dijo al diario The Monitor de McAllen que la restauración completa costará unos 7 millones de dólares y que se espera que llegue mayor financiamiento de ambas partes del río fronterizo en el futuro.

___

Con información de: The Monitor http://www.themonitor.com