Un taxista surcoreano que fue encontrado muerto sobre una cruz de madera en una aparente recreación de la crucifixión de Jesús pudo haberse suicidado, dijo el miércoles la policía.

El hombre, de 58 años, fue hallado el 1 de mayo en una cantera abandonada en el sur del país. Estaba en una cruz con clavos en pies y manos, y con una corona de espinas en la cabeza.

La policía dijo que al parecer el hombre se suicidó.

Según la policía, es posible que el hombre se haya clavado los pies a la cruz, para luego atarse el cuello a la cruz y apuñalarse en un costado. Después, al parecer se hizo horadaciones en las manos y las atravesó en clavos ya colocados en la cruz.

La policía dijo que encontró notas del hombre en las que planeaba la crucifixión.