La mayor planta procesadora de café en el Caribe fue abierta el miércoles en Puerto Rico, que busca revivir su alicaída industria cafetera.

Las nuevas instalaciones de Puerto Rico Coffee Roasters son capaces de procesar 14.000 millones de kilogramos (30.000 millones de libras) de café al año, de acuerdo con un comunicado del gobernador Luis Fortuño.

La compañía invirtió 15 millones de dólares en maquinaria, equipo y renovación en su planta de 11.000 metros cuadrados (120.000 pies cuadrados) en la ciudad meridional de Ponce, la segunda más grande de Puerto Rico.

Fortuño, quien asistió a la inauguración, dijo que la meta consiste en que el café resurja como uno de los mayores productos agrícolas de la isla.

Puerto Rico Coffee Roasters produce los cafés Yaucono, Rioja y Rico.

El estado libre asociado ha tenido dificultades para contar con recolectores de café y trata de elevar su producción, la cual se ha reducido a la mitad en años recientes. Unos 36.000 kilogramos (80.000 libras) de café fueron cosechados durante el periodo 2010-2011.