La salida de José de Jesús Corona de la selección mexicana que jugará la próxima Copa de Oro parece asegurarle la titularidad al portero Guillermo Ochoa, quien espera sacar provecho de la oportunidad.

Corona, el mejor arquero mexicano del torneo Clausura, fue excluido por su participación en una reyerta el domingo en el partido entre su club Cruz Azul y Morelia por las semifinales del campeonato local. Ochoa es el más experimentado de los tres guardametas que siguen en el "Tri".

Los otros dos convocados son Alfredo Talavera, del Toluca, y Jonathan Orozco, del Monterrey, quienes nunca han disputado un torneo oficial con la selección mayor.

"Tengo mucho más trayectoria, muchos más juegos y experiencia, pero a final del día quien decide es el entrenador, será él quien decida", dijo Ochoa el miércoles al final de un entrenamiento con la selección. "Yo vengo a dar lo mejor de mí y esperando que se me tome en cuenta".

Ochoa fue suplente en el Mundial de 2006 y, tras ser titular casi toda la eliminatoria para el Mundial de 2010, el técnico Javier Aguirre optó por Oscar Pérez para defender el arco mexicano en Sudáfrica.

"Ya eso quedó en el pasado, yo me concentro en lo que viene y eso es Copa de Oro. Quiero ayudar al equipo para traernos el trofeo a casa, en eso está mi mente ahora y nada más", agregó Ochoa.

El arquero de 25 años tuvo un Clausura de altibajos con el América y espera que la Copa de Oro lo ayude a lograr una transferencia al fútbol europeo.

"Estoy tranquilo de pensamiento, tengo que hacer un buen papel con la selección, regresar con el trofeo de campeón y entonces me pondré a ver si hay alguna oferta que me convenga", concluyó.