La lluvia volvió a ser protagonista indeseado en la competición del béisbol de las Grandes Ligas después que se tuvo que aplazar el partido que tendrían que disputar esta noche los Mets de Nueva York contra los Marlins de Florida.

El partido, previsto en el campo de los Mets, el Citi Field, fue suspendido dos horas antes que diese comienzo ante la insistente lluvia que caía sobre el área de Nueva York y con las previsiones de continuar durante la mayor parte de la noche.

La zona de Nueva York llueve desde hace varios días y el pronóstico anuncia más tormentas.

En lo que va de competición en la presente temporada ya hubo 28 partidos aplazados en las Grandes Ligas por lluvia o nieve, mientras que en la del 2010 fueron 21 durante toda la competición.

Los Mets reciben el miércoles a los Nacionales de Washington, que esta noche tampoco han podido jugar por lluvia ante los Piratas de Pittsburgh.

Mientras que los Marlins se enfrentaran a los Cachorros de Chicago.