Las conversaciones entre BP y el grupo petrolero ruso Rosneft para la explotación conjunta del Ártico han terminado sin acuerdo, según informaron hoy fuentes de ambas compañías.

Ello supone un duro golpe para BP, que busca nuevas áreas de crecimiento en el Ártico ruso tras el desastre del año pasado en el Golfo de México.

Rosneft había puesto de plazo hasta la media noche para intentar llegar a una solución que superase el bloqueo a esa operación por parte de TNK-BP, "joint-venture" de BP y un grupo de oligarcas rusos que actúan bajo el nombre de Alfa-Access-Renova (AAR).

BP dijo que hoy que continuarían las conversaciones entre todas las partes implicadas, pero, según los analistas, la falta de acuerdo puede allanar el camino a empresas rivales.

Los propietarios rusos de TNK-BP se opusieron desde el principio al intercambio de acciones entre BP y Rosneft, valorado en 16.000 millones de dólares, y a su proyectada alianza para la exploración del Ártico.

Según los oligarcas rusos que están detrás de AAR, esa alianza viola un anterior acuerdo TNK-BP.

Los oligarcas rechazaron la propuesta conjunta de BP y Rosneft de comprarles su participación del 50 por ciento en TNK-BP por 32.000 millones de dólares.

El pasado enero, BP y Rosneft anunciaron a bombo y platillo el acuerdo de intercambio de acciones entre ambas compañías, que incluía los derechos de exploración del mar de Kara, en el océano Ártico.

El nuevo consejero delegado de BP, Bob Dudley, lo calificó entonces de "histórico" y "pionero", y los analistas saludaron una operación destinada a hacer olvidar el desastre del Golfo de México.

Ésta se vio sin embargo frustrada después de que AAR la denunciara por violar un anterior acuerdo con BP según el cual el grupo británico tenía que contar con sus socios rusos para cualquier nueva operación en ese país.

Pese a lo ocurrido, BP dijo hoy que esperaba aún que se pudiese finalmente llegar a un acuerdo.

"En los últimos meses, BP ha llevado a cabo negociaciones detalladas con AAR y Rosneft en búsqueda de una solución razonable que permitiese cumplir los acuerdos a satisfacción de todas las partes implicadas", señaló hoy la empresa en un comunicado.

"Tal solución no se ha encontrado aún, pero las conversaciones van a continuar", añade el comunicado.

El consejero delegado de BP aseguró que BP mantiene su compromiso con Rusia, con una colaboración constructiva con AAR en TNK-BP y con nuestras existentes buenas relaciones con Rosneft".