Hace una semana atrás, los Piratas de Pittsburgh tenían marca de 18-17 y disfrutaban estar por encima de .500 en una fecha tan adelantada de la temporada regular por primera vez desde 2004.

Seis derrotas después, los Piratas estaban contentos por tener el día libre, luego que el partido del martes contra los Nacionales de Washington debió ser postergado por lluvia.

La cantidad de partidos pospuestos durante la campaña ascendió así a 27, seis más que la cifra del total del año pasado.

"Vamos a disfrutar este día", dijo el primera base de los Piratas Lyle Overbay. "Ojalá nos sirva para recuperar el ritmo".

Los Nacionales informaron la postergación con tres horas de antelación al primer lanzamiento, las 1.05 de la tarde.

La nueva fecha será anunciada en los próximos días.