El ex ministro francés Jacques Toubon, encargado de recabar apoyos entre los 27 países de la UE para proponer un IVA reducido aplicable a los servicios culturales digitales, confía en que "antes de que termine el año" el Parlamento y la Comisión europeas se muestren a favor de la iniciativa.

El objetivo es que libros, prensa, música o vídeos que se adquieran en internet estén grabados con el mismo IVA que los títulos impresos, y que en caso de España, supondría una rebaja del 18 % actual de un ejemplar digital al 4 % de IVA de uno en papel.

Toubon, comisionado por el Gobierno francés para convencer a los países miembros de apoyar esta propuesta, visita hoy Madrid para reunirse con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde y con representantes de los editores de periódicos y libros.

En una entrevista con Efe, el ex ministro francés de Cultura se ha mostrado convencido que entre España y Francia habrá una alianza para lograr esta revisión del IVA.

Sin embargo, considera que poner a los 27 países de acuerdo con la propuesta es un "desafío mayúsculo", ya que existen opiniones muy dispares, como el caso de Dinamarca, "muy hostil" y contrario al IVA reducido.

En esta línea, ha señalado que el procedimiento de revisión del impuesto en la UE es "aparatoso" y que antes de año y medio no habrá una normativa modificada, si bien confía en que este año haya una postura política favorable a esta revisión tanto del Parlamento como de la Comisión Europea, así como del consejo de ministros de la UE.

"Esto significa que aunque no haya una decisión formal, países como Francia o España puedan implantar en 2012 una reforma del IVA sin cometer ninguna infracción respecto a las normas de la UE", ha añadido Toubon.

En su opinión, adoptar una tasa reducida de impuestos en los productos culturales digitales es un paso decisivo para que Europa deje de ser "un mero consumidor y se convierta en un actor decisivo en la industria cultural digital".

Toubon recuerda que la música europea disponible de forma legal en internet está en manos, en un 75 %, de filiales de empresas estadounidenses, la mayoría del sector informático, porque la industria europea "fue incapaz hace diez años de proponer una oferta de música en línea".

Por ello, cree que el "error" cometido en el sector musical no debería repetirse en el caso de la industria editorial, sobre la que advierte de que ya hay filiales como Kindle -que pertenece al portal estadounidense Amazon- que han apostado decididamente por asentarse en Europa.

Respecto a las leyes española y francesa para luchar contra la piratería en internet, Toubon ha dicho que estas normas favorecen la oferta legal, a pesar de que las fórmulas empleadas por los dos países para acabar con las descargas ilegales son "muy diferentes".

"Es difícil saber cuál va a ser más eficaz", ha asegurado el ex ministro para quien la ley Sinde tiene como aspecto positivo la intervención judicial desde el inicio del proceso y, como "contrario a la filosofía europea la posibilidad de encausar a los proveedores de acceso a la red".

"Cuando los titulares de los derechos de autor lleven a estos proveedores ante la justicia muchos pueden decir que ellos son solo un tubo por el que pasa información, que son neutrales, no intervienen en el contenido y no son responsables jurídicamente", argumenta Toubon.

No obstante, cree que será la experiencia la que dictaminará qué camino, si el francés o el español, es el mejor en la lucha contra la piratería.