Un juez dispuso que un ex funcionario del gobierno sea procesado por homicidio y abuso de autoridad en el caso del incendio de una guardería infantil donde murieron 49 niños y otros 70 sufrieron heridas hace casi dos años en el norte de México.

El acusado es Arturo Leyva Lizárraga, ex representante en el estado de Sonora del Instituto Mexicano del Seguro Social, que se encargaba de administrar la guardería.

Leyva es acusado de un delito equivalente a homicidio involuntario o negligente.

La policía arrestó a Leyva Lizárraga el 10 de mayo.

Los funcionarios del seguro social cedían a contratistas los servicios de cuidado infantil en el centro privado, que se incendió al propagarse las llamas de un vecino taller de neumáticos, el 5 de junio del 2009.

Muchas personas criticaron el hecho de que los funcionarios hubiesen ignorado el peligro de incendio y permitieran la operación del centro infantil en ese lugar.