Las fuerzas de seguridad de Guatemala informaron hoy que mataron a dos supuestos integrantes del grupo de narcotraficantes y sicarios Los Zetas y capturaron a un tercero en las cercanías de la finca del norte del país donde fueron asesinadas 27 personas.

"Hay dos supuestos delincuentes muertos y uno más capturado con vida, así como un agente herido", dijo a periodistas un oficial de la Policía Nacional Civil (PNC) del departamento norteño de Petén, fronterizo con México y Belice.

Los tres pertenecerían a Los Zetas, según las autoridades, que no precisaron si serían miembros del grupo "Zeta 200", la facción del cartel mexicano a la que atribuyen la matanza de.

La muerte de los dos presuntos delincuentes y la captura del tercero ocurrió en la ciudad de Santa Elena, en Petén, cerca de la finca Los Cocos, donde ayer 27 labriegos fueron asesinados a tiros y 26 de ellos decapitados.

Hasta el momento, las autoridades guatemaltecas han identificado a 15 de los 27 muertos, entre ellos tres menores de 17, 15 y 13 años, de acuerdo con la información oficial.

Los dos presuntos sicarios muertos y el tercero capturado se enfrentaron a tiros durante varias horas con agentes de la PNC y miembros del Ejército en Santa Elena, donde esta mañana fueron lanzadas por desconocidos a bordo de una moto tres granadas, una de las cuales hirió de gravedad a un policía.

Mientras ocurría el enfrentamiento a tiros, a escasos kilómetros del lugar el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, ofrecía una conferencia de prensa en la que aseguraba que los responsables de la "salvajada" serán capturados.

Las fuerzas de seguridad, incluido el Ejército, tienen mantienen vigilancia sobre al menos ocho puntos estratégicos en carreteras para impedir que el grupo de sicarios pueda salir del país, explicó el mandatario.

La masacre se produjo ayer cuando un grupo fuertemente armado de hombre, entre 30 y 40 según la versión oficial, llegó a finca Los Cocos en busca de su dueño, Otto Salguero, y al no hallarlo mató a los trabajadores.

Las autoridades anunciaron hoy que investigarán a Salguero para establecer si tienen nexos con el narcotráfico y determinar el móvil de la matanza.

De las 27 víctimas mortales, entre ellas dos mujeres y varios menores de edad, 26 fueron decapitadas.

Veinticuatro eran originarias del municipio de Los Amates, en el caribeño departamento de Izabal, y otras tres de Petén.