El español Jorge Lorenzo, campeón del mundo de MotoGP en 2010, lucirá en su Yamaha YZR M1 los colores rojo y blanco en los grandes premios de Holanda (Assen) y Estados Unidos (Laguna Seca).

Esos son los colores históricamente más usados por Yamaha, que en la presente temporada cumple 50 años en la competición. "Adoro esos colores, tienen realmente un significado histórico", aseguró Lorenzo.

"Con esos colores corrieron Phil Read o Giacomo Agostini cuando ganaron algunos de sus títulos por lo que es una gran oportunidad para usarlos en la YZR M 1. Es un año muy especial para Yamaha y espero que nos den suerte en esas dos carreras", agregó Lorenzo.