La reina Isabel II de Inglaterra llegó hoy a Dublín para iniciar una histórica visita de Estado de cuatro días a Irlanda, la primera de un monarca británico desde la independencia de este país hace 90 años.

La reina, vestida de verde, el color de Irlanda, salió del avión acompañada por su esposo, el duque de Edimburgo, quienes fueron recibidos por la Guardia de Honor irlandesa y por el viceprimer ministro y titular de Asuntos Exteriores, Eamon Gilmore.

La comitiva real se trasladará después hasta la residencia de la presidenta irlandesa, Mary McAleese, en el Phoenix Park para recibir la bienvenida oficial.