El procurador general de Nueva York, Eric Schneiderman, está solicitando acceso a los registros de los tres principales bancos de Wall Street, como parte de una amplia investigación sobre la crisis hipotecaria que detonó la recesión, dijo el martes un funcionario familiarizado con el caso.

Schneiderman se reunirá con representantes del Bank of America, de Morgan Stanley y de Goldman Sachs, según el funcionario, que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato.

Las reuniones se centrarán en las operaciones con títulos hipotecarios durante el auge de Wall Street, que al final le costaron miles de millones de dólares a los bancos.

El funcionario dijo que la titulización de las hipotecas será uno de los aspectos que examinará Schneiderman.

La conversión de hipotecas en títulos para que los inversionistas puedan comprarlos pudo haber ocultado préstamos peligrosos, situación que a decir de los detractores de Wall Street fue el epicentro de la crisis hipotecaria.

El funcionario solicitó el anonimato debido a lo delicado de la investigación, la cual continúa. Los bancos no hicieron comentarios de inmediato.

Tampoco fueron respondidos al momento los mensajes dejados en los despachos de Schneiderman, en los que se le solicitó información en torno a la pesquisa sobre los registros y de la que los primeros en informar fueron los diarios The New York Times y The Wall Street Journal.

El funcionario dijo a The Associated Press que la investigación a los registros es parte de la revisión que hace Schneiderman de los factores que propiciaron la crisis financiera de 2008.

En ese entonces, los bancos vendieron numerosas hipotecas de riesgo con atractivas tasas engañosas que se elevaron en unos cuantos años.

Muchas personas que solicitaron créditos dejaron de pagar cuando se dispararon las tasas de interés. Como resultado, se desplomó el valor de los títulos hipotecarios.

___

El periodista de negocios de The Associated Press, Pallavi Gogoi, contribuyó a este despacho desde la Ciudad de Nueva York.