España logró recaudar 5.500 millones de euros (7.800 millones de dólares) en una subasta de bonos de corto plazo pese a que ofreció tasas más bajas de interés, en un reflejo de que se han aliviado los temores del mercado que siguieron a la aprobación del rescate financiero para Portugal.

El Tesoro Público dijo el martes que colocó bonos a 12 meses por 4.300 millones de euros a una tasa de interés de 2,5%, inferior a la de 2,8% en abril.

También colocó bonos a 18 meses por 1.200 millones de euros con una tasa de 3,1%, que fue menor a la de 3,7% en la ocasión anterior.

La demanda de los bonos a 12 meses poco más que duplicó la emisión ofrecida y rebasó en cuatro veces la de los documentos a 18 meses.

El crédito para España se encareció en los últimos meses después de que Portugal optara por un rescate financiero como hicieron antes Irlanda y Grecia.

España es considerada la próxima nación que tendrá que recurrir a un rescate financiero entre los 17 países de la Eurozona.