El Gobierno de Cuba decidió autorizar la contratación de trabajadores en todas las actividades del sector no estatal y "continuar la flexibilización del trabajo por cuenta propia", según informó hoy la televisión estatal.

El Consejo de Ministros de la isla, presidido por el general Raúl Castro, celebró el pasado sábado una reunión donde además se aprobó "extender" los plazos del reajuste laboral para reducir las plantillas estatales, de manera que éstas se "mantendrán congeladas cubriendo sólo las plazas imprescindibles" y se dará prioridad a los cambios hacia el sector del trabajo privado.

En su primera reunión tras el reciente VI Congreso del Partido Comunista (PCC, único), el Ejecutivo de Raúl Castro decidió también "actualizar" el presupuesto estatal para este año ante el aumento de los precios internacionales de alimentos y combustibles, lo que conllevará previsiblemente "altos niveles de importaciones de mercancías".

Sin embargo, en esa actualización presupuestaria el capítulo de ingresos se verá incrementado como consecuencia de la venta liberada de productos como el arroz, el azúcar o los huevos así como los nuevos impuestos y contribuciones de los trabajadores privados.

La ampliación del trabajo "por cuenta propia" o privado en la isla es una de las principales medidas del plan de reformas del presidente Raúl Castro para superar la aguda crisis económica del país.

Hasta ahora la contratación de mano de obra solo se permitía en 83 de las 178 actividades en las que se puede ejercer el empleo privado, si bien ahora se extenderá a todo el sector no estatal, donde se han concedido unas 180.000 nuevas licencias desde el pasado octubre.

La otra medida de calado de ese plan de reformas económicas, que quedó ratificado en el VI Congreso del PCC, era un drástico recorte en las plantillas estatales (se preveían 500.000 despidos solo este año) si bien los plazos se han revisado porque el incipiente sector privado aún no es capaz de absorber a esa cantidad de empleados "disponibles", según la terminología oficialista.

En la reunión del pasado sábado, según el noticiero de la televisión estatal, el general Castro insistió en que este reajuste laboral "requiere de tiempo" al implicar a tantas personas si bien reiteró que "ningún cubano quedará desamparado".

La televisión oficial añadió también que el Consejo de Ministros abordó los resultados de un análisis sobre la implantación del trabajo por cuenta propia, en el que se admiten "insuficiencias" iniciales relacionadas fundamentalmente con trabas burocráticas.

El Gobierno cubano conoció también en su reunión detalles sobre la zona especial de desarrollo del puerto de Mariel que se construye con inversión brasileña y que "será una moderna base marítima portuaria que ampliará las puertas de Cuba al mundo", según el reporte televisivo.