Estados Unidos y la Unión Europea dijeron el martes que preparan nuevas sanciones contra el gobierno sirio, luego que este continuó su campaña de represión contra los manifestantes antigubernamentales.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton y la jefa de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, dijeron a la prensa que Washington y Bruselas están revisando las sanciones nuevas y que actuarán con rapidez.

"Vamos a tomar medidas adicionales en los próximos días", dijo Clinton tras reunirse con Ashton en el edificio del Departamento de Estado.

"Habrá varios pasos en las próximas horas y días que ustedes verán", dijo Ashton.

Funcionarios estadounidenses dijeron que las sanciones norteamericanas serán anunciadas antes de que el presidente Barack Obama pronuncie un discurso importante sobre los acontecimientos en el Oriente Medio y el Norte de Africa el jueves.

Las fuentes hablaron bajo condición de no ser identificadas porque todavía se analizan las sanciones. Ni ellos ni Clinton fueron más específicos sobre el alcance de las sanciones.

Estados Unidos y la UE ya han impuesto sanciones contra miembros específicos del régimen del presidente sirio Bashar Assad, pero esas sanciones aún no se han dirigido contra el propio mandatario.

Clinton y Ashton dijeron que están cada vez más alarmadas por los acontecimientos en Siria, donde han muerto más de 850 personas en más de un mes de violencia. Agregaron que el régimen de Assad está perdiendo tiempo valioso para cambiar de dirección y evitar nuevas medidas internacionales en su contra.

Clinton repitió las demandas estadounidenses de que el gobierno sirio suspenda su campaña de represión y detenciones generalizadas y de que libere a todos los presos políticos.