Un documental provocador que se presentó el martes en el Festival internacional de Cine de Cannes sostiene que la destrucción humana y ambiental causada por el derrame petrolero en el Golfo de México ha sido encubierta por las autoridades que desean retomar la explotación petrolera normal.

"The Big Fix", de los directores y esposos estadounidenses Josh y Rebecca Tickell, presenta entrevistas con familias de pescadores de Luisiana cuyo medio de subsistencia y salud han sido afectados por el derrame, de este punto el documental avanza a una crítica dura contra el capitalismo estadounidense.

El título señala las ideas a las que alude el documental: el sistema político y económico de Estados Unidos está amañado y se necesitan cambios enormes para corregirlo.

Josh Tickell, cuya película anterior fue otro documental relacionado con el petróleo titulado "Fuel", dijo que su más reciente cinta sostiene que "cambiar de bombilla eléctrica o comprar un auto híbrido no va a cambiar la relación entre el gobierno, la industria de los energéticos y el sector financiero".

"Es como jugar cartas y la casa tiene una baraja preparada contra ti", dijo Tickell a The Associated Press.

"The Big Fix" contó con el valioso apoyo de Tim Robbins y Peter Fonda, quienes fueron sus productores ejecutivos. Fonda también aparece en la película, que seguramente generará muchas críticas en el sector energético.

La película cuestiona las afirmaciones de las empresas petrolera sobre que millones de litros (galones) de petróleo, que se derramaron tras la explosión del 22 de abril de 2010 en la plataforma Deepwater Horizon de BP PLC, han sido limpiados o dispersados en el ambiente.

En cambio sostiene que una capa en el fondo marino está contaminando el mar y que los dispersantes químicos empleados para separar el petróleo están afectando a los residentes, muchos de los cuales dijeron tener irritaciones en la piel y problemas respiratorios.

La cinta incluye también entrevistas con escritores, periodistas y políticos, la mayoría de centro-izquierda. Pero los puntos de vista de BP y otras compañías petroleras son los grandes ausentes.

Tickell dijo que pidió entrevistas con los ejecutivos de BP y otras compañías pero que todas se negaron.