La Policía Federal de Argentina detuvo hoy en Buenos Aires a dos personas acusadas de haber participado en el asesinato del exagente secreto chileno Enrique Arancibia Clavel, quien a finales de abril fue hallado muerto en un apartamento de la capital argentina, confirmaron a Efe fuentes policiales.

Agentes de la Policía Federal detuvieron a las dos personas en un hotel del centro de Buenos Aires, indicaron las fuentes, que adelantaron que en las próximas horas se darán más detalles de la identidad de los arrestados.

Arancibia Clavel, que desde 2007 gozaba de libertad condicional a pesar de haber sido condenado en 2000 a reclusión perpetua por los asesinatos del exjefe del Ejército de Chile Carlos Prats y su esposa, Sofía Cuthbert, fue encontrado muerto el 28 de abril con varias puñaladas en un departamento del centro de Buenos Aires.

El crimen del antiguo agente de la Dina, la policía secreta del régimen de Agusto Pinochet (1973-1990), que en la actualidad era propietario de una flota de taxis, tuvo gran resonancia en la opinión pública chilena.

Al momento de encontrar el cadáver, la Policía dijo que en la vivienda no se registraron signos de violencia ni tampoco estaba forzado el ingreso, lo que abrió la posibilidad de que se tratara de un crimen pasional.

No obstante, el abogado del consorcio del edificio en el que fue hallado el cuerpo, Guillermo Mario Eisler, señaló que en el lugar faltaban dólares y pesos, por lo que no se descarta que se tratara de un robo.

Además de la condena por el crimen de los Prats, ocurrido en Buenos Aires en 1974, Arancibia Clavel fue condenado en 2004 por un tribunal argentino a 12 años de prisión por el secuestro y las torturas en 1977 de sus compatriotas Laura Elgueta Díaz y Sonia Díaz Ureta, de 18 y 21 años, respectivamente.

No obstante, en julio de 2007 fue puesto en libertad gracias al cómputo que un tribunal argentino hizo sobre el tiempo que permaneció en prisión antes de que se le dictara sentencia, medida que causó una gran polémica en su país.

Mediante esta cláusula, que ha sido derogada y que era conocida como "dos por uno", una vez cumplidos los dos primeros años de prisión preventiva, es decir, a partir de 1998, cada día que Arancibia permaneció detenido sin condena firme se computó como doble.

Tanto el crimen del matrimonio Prats como el secuestro de las mujeres chilenas fueron cometidos en el marco del Plan Cóndor, como se denomina al operativo conjunto de represión que llevaron adelante las dictaduras militares del cono sur americano en las décadas de los años 70 y 80.