El caso del lanzador Alfredo Simón, acusado de haber disparado y matado un hombre y herido otro, irá a juicio, determinó el lunes una magistrada.

"El caso fue enviado a juicio de fondo a pesar de que no hay pruebas para confirmar que Alfredo estuvo involucrado en el hecho. Hasta las pruebas balísticas dieron negativo", dijo Dinora Diloné, la abogada de Simón en una entrevista telefónica con The Associated Press.

La jueza de la instrucción Jakayra Veras determinó que las pruebas presentadas por el fiscal Víctor Mueses eran suficientes para considerar el envío a inicio de juicio.

Simón, de 29 años, está acusado de disparar y matar a Michel Castillo, de 25 años, y de herir de bala a su hermano Starlin Castillo, de 17 años, en un incidente ocurrido durante las celebraciones de Año Nuevo en la ciudad de Luperón, Puerto Plata.

La fiscalía de Puerto Plata ha dicho que llevará el caso contra Simón hasta sus últimas consecuencias, a pesar que los familiares de las víctimas desistieron de su demanda civil contra el pelotero.

Simón fue liberado el 4 de abril cuando se modificó la medida de prisión preventiva por un año que pesaba en su contra por la de una fianza.

El lanzador de los Orioles de Baltimore viajó el domingo a Puerto Plata para la audiencia del lunes y regresó a Estados Unidos, donde se encuentra lanzando en ligas menores. Simón está programado para una apertura el martes en Doble A.

"Todavía no hay una fecha establecida para el inicio del juicio de fondo pero por lo general eso se toma unos dos meses", informó Diloné.

En caso de ser encontrado culpable por homicidio involuntario, Simón enfrenta una pena de tres meses a dos años de prisión.