Los ministros de finanzas de Europa aprobaron el lunes un paquete de rescate de 78.000 millones de euros (110 millones de dólares) para Portugal, para dar al endeudado país tiempo para reformar su economía.

En una declaración, los ministros dijeron que una tercera parte del paquete será financiada por otros Estados de la eurozona, otro tercio por un fondo respaldado por el presupuesto de la UE, y los 26.000 millones de euros restantes provendrán del Fondo Monetario Internacional.

La declaración dice además que las autoridades portuguesas acordaron "alentar" a inversionistas privados a no retirar fondos del país.

Funcionarios habían dicho previamente que el vencimiento promedio de los préstamos de rescate sería de siete años y medio, y que tendrían un interés anual de 5,7%.