Gay Talese, pionero del Nuevo Periodismo, junto con Tom Wolfe, ha sustentado todo su trabajo publicado en "The New York Times", "Esquire" o en sus muchos libros, en la observación, la escucha y la paciencia.Hoy, a sus 78 años, asegura que sería una tragedia que el periodismo tradicional desapareciera.

"El periodista bien formado es el que va a contar la verdad siempre, y sin ella no se puede vivir. Cuando la gente dice que el periodismo, tal y como yo lo entiendo, está muerto, o que el Nuevo Periodismo no es periodismo, y que las noticias están en Facebook o en los blogs, siento sinceramente que no puede ser, porque sería trágico", dice a Efe este mito estadounidense.

Talese está en Madrid porque acaba de salir a la calle "Honrarás a tu padre", uno de sus libros más simbólicos, que inspiró "El Padrino" o "Los Soprano", y donde aplicó el denominado Nuevo Periodismo -que combina la buena escritura, la literatura con el periodismo-, y que publica Alfaguara, la editorial española que está reeditando toda su obra.

En este libro, el periodista de origen italiano, desvela los secretos de la mafia italiana en Estados Unidos, después de haberse infiltrado en la intimidad de la saga de los Bonano durante siete años.

Un libro, de más de 600 páginas, que se lee como una novela, y en el que el lector se encontrará con poca sangre y no muchas pistolas, pero sí con un material humano excepcional sobre la vida de los Bonano, porque Talese eleva a arte cualquier experiencia o acto cotidiano por pequeño que sea, gracias a su minuciosa capacidad de observación y escucha.

Una capacidad de escucha que, según relata, aprendió en la infancia oyendo las conversaciones detrás del mostrador de la tienda de su madre, entre la gente que iba a comprar los trajes, hechos por su padre, un gran sastre de una larga saga familiar dedicada al arte de la costura.

De ahí, que este hombre, que aparece a la entrevista vestido como un dandi, con un traje sastre de tres piezas, corbata y pañuelo de seda y un sombrero, que se quita rápidamente, siempre haya estado preocupado por las vicisitudes de la gente corriente, por lo que está por debajo de la apariencia. Nunca por la noticia directa sino por todo lo que la rodea.

"Hay que tener curiosidad, paciencia y perseverancia -recomienda Talese a los periodistas-, pero la cualidad más importante es la paciencia", advierte. "Por eso cuando un director o algunos de los que están arriba te meten presión e impaciencia, que es lo que domina en la cultura y el periodismo, alimentado por internet, hay que recordarles que si quieren calidad se necesita tiempo, y así se creará un producto bello".

Talese es autor de títulos como "La mujer del prójimo", donde trazó una investigación sobre la historia sexual del siglo XX y para el que se infiltró durante varios años en una playa nudista, o "Retratos y encuentros", en el que se incluyen artículos clave, como "Frank Sinatra esté resfriado", "Orígenes de un escritor de no ficción" o "Joe Louis: el rey en su madurez", muy elogiado por Tom Wolfe.

El autor asegura que el periodista "debe tener imaginación para ver más allá que la mera noticia y el primer ruido. Tiene que querer saber qué es lo que hay detrás porque toda la realidad tiene su lado oculto". "Mira Bin Laden -continúa-, creíamos que estaba en las montañas de Afganistán y resulta que vivía a 30 millas de uno de los campamentos militares de la capital".

"Hoy se podría hacer otro libro como el de la mafia, con la familia de Mubarak, en Egito, sus hijos; su mujer, saber quiénes son. Porque ahora Mubarak es casi virtual para el mundo, pero hace años era la misma persona que hoy se detesta. Es muy interesante conocer el punto de vista de los demás", recalca este periodista que no deja de observar a la persona que está entrevistándole y a todo su entorno.

Hoy este escritor ha dado una nueva lección magistral de periodismo, que tendrá su punto final el martes en la Facultad de Ciencias de la Información de Madrid, donde dará una charla.

Carmen Sigüenza