El primer ministro nipón, Naoto Kan, reafirmó hoy su apoyo al plan que TEPCO presentó en abril para solucionar la crisis en su central nuclear de Fukushima entre los meses de octubre y enero, informa la agencia local Kyodo.

TEPCO presentará una revisión del plan mañana, cuando se cumplirá un mes desde que publicó esta "hoja de ruta", después de que ayer decidieran cambiar el procedimiento para enfriar el reactor 1, ya que la vasija del reactor ha sido perforada por combustible fundido.

"Podría haber cambios en los métodos (para estabilizar la crisis), pero creo que podemos seguir adelante con el plan sin cambiar los plazos", dijo hoy en el parlamento Kan.

El plan original de Tokyo Electric Power (TEPCO) era inundar la vasija del reactor que protege las barras de combustible del núcleo con agua para enfriarlas, pero debido a las perforaciones se teme ahora que el líquido radiactivo se filtre al resto del edificio que aloja la unidad.

Kan también explicó hoy que su gobierno publicará mañana un calendario para realojar a los evacuados a causa de la radiación emitida por la planta nuclear de Fukushima Daiichi, gravemente afectada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo que dejó 15.057 muertos y 9.121 desaparecidos.

El programa, dijo el primer ministro, proporcionará fechas a los afectados indicando cuando podrán abandonar los refugios o regresar a sus casas.

El desastre del 11 de marzo desató en la central de Fukushima la peor crisis nuclear desde la de Chernóbil en 1986, lo que obligó a desplazar a más de 80.000 personas y está afectando a la pesca, la agricultura y la ganadería local.

En la central, la eléctrica comenzará mañana a trasladar a un contenedor especial mediante mangueras unas 4.000 toneladas de agua contaminada procedente del reactor 3, que está inundando el edificio de turbinas y podría estar filtrándose a aguas del Océano Pacífico.

La semana pasada se descubrió un vertido al mar frente a la central de agua altamente radiactiva proveniente de una tubería cercana al reactor 3.