El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy el desembolso de 1.580 millones de euros a Dublín, dentro de la contribución del organismo internacional al programa de ajuste económico y estabilización financiera de Irlanda.

Con este segundo crédito, el FMI ha desembolsado un total de 7.180 millones de euros, tras el primer pago de 5.600 millones realizado en diciembre pasado

El FMI anunció a finales de 2010 un fondo total de 21.800 millones de euros para el rescate de la economía irlandesa de tres años de duración.

"Irlanda está progresando en la superación de su peor crisis económica en la historia reciente", indicó hoy en nota de prensa el organismo multilateral, tras completar la primera y segunda revisión del paquete de su ayuda.

"El programa económico ha partido con un fuerte impulso. Su decidida puesta en marcha por parte de las autoridades ha mantenido el programa encaminado durante un periodo de cambios políticos y un ambiente externo inestable", afirmó Naoyuki Shinohara, asistente del subdirector gerente del FMI

El Servicio Ampliado del Fondo (EFF, por su sigla en inglés) forma parte del total de los 85.000 millones de euros que conforman el paquete de ayuda internacional a Irlanda, en el que también participa la Unión Europea.

Asimismo, el FMI destacó que el nuevo Gobierno de Dublín ha "asumido completamente las metas" del programa de apoyo internacional, y ha anunciado la "reforma y la recapitalización completa de los bancos irlandeses".

La recuperación económica de Irlanda, según el Fondo, pasa por "restablecer la salud del sistema bancario de manera oportuna mientras se contienen los costes fiscales".

No obstante, remarcó que se necesitará "una gestión rigurosa por parte de las autoridades irlandesas para llevar a buen puerto la agenda completa de reformas bancarias".

Por último, el FMI destacó que "el presupuesto está encaminado hacia los ambiciosos objetivos de ajuste fiscal para 2011" y que "el nuevo Gobierno se ha comprometido a una consolidación fiscal a medio plazo".