El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, conocido por haber reducido la delincuencia durante su mandato con políticas de "mano dura", asesorará a la candidata presidencial Keiko Fujimori en temas de seguridad ciudadana.

Giuliani, que hoy visita en Lima varias comisarías y otros puntos de la ciudad, explicó en declaraciones a Radio Programas del Perú (RPP) que fue el equipo de campaña de Keiko Fujimori, hija del expresidente preso Alberto Fujimori, el que contactó con él.

El exalcalde (1994-2001) y hoy consultor en temas de seguridad (ya ha trabajado en países latinoamericanos como México, Brasil y Colombia) decidió enviar a Perú a dos expertos que llevan dos meses en el país y con los que articulará las recomendaciones para la candidata Fujimori.

Giuliani, que afirmó haberse sorprendido "mucho" por la percepción ciudadana de inseguridad en Perú, sostuvo que los programas para reducir los índices de criminalidad deben ajustarse a la realidad de cada lugar.

"Antes de hacer recomendaciones, es necesario conocer a la gente de la ciudad, porque no hay un método único que pueda servir a todas las ciudades", señaló el asesor internacional.

Advirtió que reducir los niveles de criminalidad en las ciudades "no se hace en dos o otros meses" y lo ejemplificó con los "dos años" que tardaron en ver resultados en Nueva York y hasta los cuatro que son necesarios para que la ciudadanía tome conciencia.

Para el asesor internacional, el apoyo de la población es imprescindible para lograr buenos resultados en la reducción de la criminalidad, pero también insistió en la necesidad de crear un cuerpo policial "honesto, responsable, que rinda cuentas".

Giuliani fue nombrado "hombre del año" en 2001 por la prestigiosa revista estadounidense Time por la "fuerza sobrehumana" demostrada tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, pero ha sido muy criticado por las frecuentes violaciones de los derechos ciudadanos por parte la policía neoyorquina en su persecución de los delincuentes.

La agenda de Giuliani en Perú incluyó su participación ayer en un congreso de seguridad ciudadana en la ciudad de Trujillo (norte), donde, según el diario El Comercio, abogó por establecer penas carcelarias a autores de delitos menores como robo de celulares.