El eurocomisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha criticado con dureza a las autoridades de Grecia por sus escasos progresos a la hora de aplicar las drásticas reformas que necesita el país para superar su crisis.

"Grecia debe acelerar sus reformas económicas y asegurar la total aplicación del programa de privatizaciones", afirma Rehn en unas declaraciones que publica hoy el rotativo conservador alemán Die Welt.

Tras exigir además que finalicen las luchas entre los distintos partidos políticos griegos y el consenso de los mismos para superar la crisis, el eurocomisario señala que "resulta ilusorio pensar que hay un alternativa al programa de reformas".

Basándose en declaraciones de varios altos diplomáticos de la UE, que no cita, el diario señala también que en el seno del Fondo Monetario Internacional (FMI) existen dudas acerca de si se deben conceder nuevos créditos a Grecia.

Subraya que si el FMI rechazase el pago del próximo plazo de 12.000 millones de euros previsto para junio, los europeos se verían obligados a aportar ese dinero de manera suplementaria.

Olli Rehn exige en la entrevista que Alemania apoye sin reservas el paquete de ayudas de 78.000 millones de euros para Portugal sobre el que deciden hoy los ministros de Finanzas del Ecofin.

"No se puede llevar adelante sin Alemania y su disposición a asegurar la estabilidad del euro", reconoce Rehn, quien subraya que "ayudando a Portugal con condiciones estrictas pero realistas, protegemos también la recuperación económica de Alemania y los ahorros de los ciudadanos alemanes".