El gobierno estadounidense advirtió el lunes que no enviará al Congreso las versiones finales de los acuerdos comerciales con Colombia, Corea del Sur y Panamá hasta tener la certeza de que existe un acuerdo bipartidista para aprobar una ley destinada a compensar a estadounidenses que perdieron su empleo debido al libre comercio.

El director del Consejo Económico Nacional, Gene Sperling, dijo en conferencia telefónica que es una "obligación moral" extender la ley conocida por sus siglas en inglés TAA, aprobada originalmente en 2009 pero que no fue renovada debido a las discrepancias entre demócratas y republicanos sobre cómo financiarlos.

El representante comercial Ron Kirk dijo que su despacho ya inició la revisión informal de los tres tratados de libre comercio (TLC) con las comisiones respectivas en ambas cámaras legislativas.

Legisladores republicanos han amenazado con retener cualquier aspecto de la política comercial si el gobierno del presidente Barack Obama no envía al Congreso los tres tratados simultáneamente antes del 1 de julio.

Estados Unidos finalizó en noviembre de 2010 el tratado de libre comercio con Corea del Sur, y en 2011 los de Panamá y Colombia. Los tres podrían ser votados antes del receso legislativo que comienza en agosto.

Las reuniones técnicas son un primer paso en el que la Casa Blanca y el Congreso definen varios términos sobre la implementación de los acuerdos. Una vez que eso se logre, Obama los presentará formalmente al Congreso para su ratificación.