Las acciones cerraron el lunes a la baja por segunda jornada consecutiva al ser arrastradas por las compañías tecnológicas y las preocupaciones sobre la deuda de algunos países europeos.

Los ministros de finanzas de Europa aprobaron un préstamo por 110.000 millones de dólares para rescatar a Portugal, pero todavía tienen que decidir sobre otro paquete de ayuda para Grecia.

Es posible que el arresto del titular del Fondo Monetario Internacional complique la posible solución de los problemas de Grecia. El director gerente, Dominique Strauss-Kahn, ha participado activamente en tratar de arreglar las crisis de deuda de Portugal y Grecia. Actualmente está detenido sin derecho a fianza luego de ser acusado de atacar sexualmente a una mucama de un hotel en Nueva York.

"Es poco probable que el destino de Strauss Kahn altere la política del FMI en la eurozona", dijo Gareth Berry, analista de USB en una nota para sus clientes.

El promedio industrial Dow Jones perdió 47,38 puntos, el 0,4%, para cerrar a 12.548,37. El índice S&P 500 retrocedió 8,30 unidades, el 0,6%, a 1.329,47. El indicador Nasdaq bajó 46,16 puntos, el 1,6%, a 2.782,31.

Más de dos emisoras retrocedieron en la Bolsa de Valores de Nueva York por cada una que avanzó. El volumen fue de 3.500 millones de acciones negociadas.

Los precios de las materias primas fueron los que bajaron más. La cotización del petróleo disminuyó 2,28 dólares para terminar en 97,37 unidades por barril el lunes mientras parecía ceder el riesgo de que las inundaciones por el río Misisipí afecten a refinerías y reduzcan la demanda.

En otras bolsas del mundo, el índice británico FTSE 100 bajó 0,1%, el indicador alemán Dax descendió 0,2% y el CAC-40 de Francia descendió 0,7%. El índice japonés Nikkei 225 retrocedió 0,9% y el Kospi de Corea del Sur bajó 0,8%.

El precio del oro para entrega en junio bajó tres dólares a 1.490,60 dólares por onza.

El euro se recuperó frente al dólar y cerró en 1,4206 unidades, respecto de los 1,4168 euros por dólar del viernes.