Gran parte de la conversación en el festival de Cannes el domingo era acerca de una película que no habla: un filme mudo sobre una estrella de Hollywood de los años 20 que se ve desplazada por el uso del sonido.

"The Artist", del director francés Michel Hazanavicius, emplea música suntuosa, efectos de sonidos limitados, pero bien escogidos y una ausencia casi total de diálogo, a excepción de une escena breve.

El resultado es un estilizado melodrama cómico sobre los riesgos del orgullo artístico y el poder de la redención romántica que mereció fuertes aplausos en su primera proyección a la prensa, algo raro para los críticos de Cannes.

Una adición de última hora a la alineación de 20 películas en competencia por el máximo trofeo del festival, la Palma de Oro, "The Artist" fue filmada en blanco y negro, expresa su limitado diálogo por medio de subtítulos y es presentada en el formato tradicional del cine de la época, en lugar de lasa vistas panorámicas en pantalla ancha de la actualidad.

"Vivimos en un tiempo en el que la gente está loca por el 3D, por la innovación tecnológica. Todo parece estar enfocado en las imágenes, y de repente alguien quiere contar una historia inusual usando este formato de una película muda en blanco y negro", dijo Thomas Langman, productor de "The Artist", antes del estreno oficial de la película en Cannes el domingo por la noche.

"The Artist" narra la historia de George Valentin (interpretado por el frecuente colaborador de Hazanavicius, el actor Jean Dujardin), una estrella del cine mudo que tiene fama, fortuna, multitudes de fanáticos y un perro que comparte la pantalla con él.

George se ve desplazado con el arribo del cine sonoro y el desplome del mercado en 1929 le arruina financieramente. Mientras, la naciente estrella Peppy Miller (la francesa nacida en Argentina Berenice Bejo, otra colaboradora de Hazanavicius), quien le debe su carrera a gentilezas de George, trata de devolverle el favor.

Pero el orgullo del veterano actor es un obstáculo que incluso la compasión de Peppy no puede superar.

Como las películas de Charles Chaplin, "The Artist" mezcla momentos de hilarante comedia con profundo drama. Hazanavicius, que vio numerosas películas de la era muda antes de filmar la cinta, decidió que esa mezcla era esencial para la historia.

"The Artist" tiene además a John Goodman como el presidente del estudio de George y Peppy, James Cromwell como el chofer de George, Penelope Ann Miller como su desdichada esposa y Missi Pyle como una estrella del cine mudo.