Un grupo de nueve bancos y fondos de pensión canadienses ofrecieron comprar el grupo bursátil TMX, que posee entre otras la Bolsa de Toronto (TSX), y anular así su intentó de fusión con la Bolsa de Londres, reveló hoy el propietario del parqué norteamericano.

TMX dijo a través de un comunicado que ha recibido por escrito una oferta de compra por parte de un grupo de bancos y fondos de pensión agrupados bajo el nombre de Maple Group Acquisition Corporation.

TMX también señaló que su consejo de administración evaluará la oferta.

Las instituciones canadienses, entre las que están cuatro de los mayores bancos del país, ofrecen unos 3.700 millones de dólares estadounidenses por TMX, un 15 % por encima de la valoración del Grupo de la Bolsa de Londres (LSEG), dijo hoy en su edición electrónica el periódico canadiense The Globe and Mail.

Esto supone 6,43 dólares por encima del valor de los títulos de TMX al cierre de la jornada bursátil del pasado viernes.

El rotativo dijo que la oferta ha sido presentada por los bancos Toronto-Dominion Bank, Canadian Imperial Bank of Commerce, National Bank of Canada y Bank of Nova Scotia.

A estás instituciones bancarias se han unido algunos de los fondos de pensiones más importantes del país: Canada Pension Plan Investment Board, Ontario Teachers' Pension Plan, la Caisse de dépôt et placement de Québec, Alberta Investment Management y Fonds de solidarité FTQ.

The Globe and Mail señaló que la oferta ha sido presentada ante el temor que la fusión con la Bolsa de Londres "sea mala para Canadá" y que TMX bajo control canadiense podría reforzarse con la compra de otras bolsas extranjeras.

El pasado 9 de febrero, las bolsas de Toronto y Londres anunciaron su intención de fusionarse y crear el mayor mercado del mundo de valores mineros, energéticos y de tecnologías limpias, y el más grande en empresas cotizadas con un total de 6.700 sociedades.

Entonces, el director ejecutivo del Grupo TMX, Thomas Kloet, afirmó que la fusión era "un buen acuerdo para Canadá y para Europa".

Pero inmediatamente después del anuncio, empresas privadas y políticos canadienses expresaron su preocupación de que la fusión escondía en realidad la absorción del grupo TMX por parte de LSEG y que la operación tendría consecuencias negativas para Canadá.

En febrero, el director ejecutivo del Grupo de la Bolsa de Londres, Xavier Rolet, explicó que la razón de la fusión es la creciente competencia que existe en los sectores bursátiles y la dinámica que existe para la futura creación de un sistema de gobierno financiero mundial.