El transbordador espacial Endeavour se prepara para realizar un estruendoso e histórico despegue la mañana del lunes en presencia de la legisladora Gabrielle Giffords en otra muestra de su recuperación del atentado que sufrió en enero.

El vuelo, suspendido el mes pasado por problemas en el cableado, es el penúltimo de la flota de los transbordadores espaciales de 30 años de antigüedad. Y es el último vuelo del Endeavour, el transbordador más joven de la NASA.

La llegada de Giffords el domingo por la tarde incluyó un rápido sobrevuelo al Endeavour en la plataforma de lanzamiento, después despidió de su esposo, el astronauta Mark Kelly, en la bucólica casa de playa utilizada por las tripulaciones de los transbordadores antes de su lanzamiento.

"Gabrielle está emocionada por el lanzamiento de mañana. ¿usted planea ver la historia mientras acontece?" escribió su personal en Twitter. Más tarde, su personal agregó: "Gabrielle y Mark se despidieron durante la visita antes del lanzamiento. La casa de playa es un escenario pintoresco".

Los funcionarios de la NASA dijeron que las condiciones — desde el clima hasta cuestiones técnicas — no podían lucir mejor para el lanzamiento programado para las 08:56 (1256 GMT) del lunes.

Giffords, quien viajaba en un avión de la NASA con la familia del piloto Gregory Johnson, llegó poco después de que la estructura de protección que rodea el Endeavour fue retirada — un hito en los preparativos de lanzamiento que permite comenzar a abastecer a la nave de combustible en la noche del domingo.

La NASA estaba tan lista para el despegue que trasladó los andamios de protección 15 minutos antes de lo previsto.

Sólo había una posibilidad de retrasos por las condiciones del clima del 30% , sobre todo debido a vientos cruzados.

Las condiciones eran muy diferentes de las del infructuoso intento de lanzamiento del mes pasado. En ese entonces, la cubierta protectora no se retiró durante cinco horas a causa de las tormentas, y el lanzamiento fue pospuesto debido a un problema eléctrico.

La NASA espera una multitud un poco más pequeña para el segundo intento — unas 400.000 personas en lugar de 750.000 — . El despliegue de los medios de comunicación es también ligeramente más modesto — a pesar de que el intento de abril era el mismo día de la boda real — pero incluye presentadores de televisión como Katie Couric, de CBS, dijo el portavoz de la NASA Bob Jacobs.

El presidente Barack Obama y su familia estuvieron presentes el mes pasado en el Centro Espacial Kennedy, pero no asistirán el lunes.

La historia de la notable recuperación Giffords tras el ataque a tiros de enero había sido el foco de atención de los medios en abril, pero ahora más personas están prestando atención a las otras partes de la misión del Endeavour, prevista para 16 días. El principal objetivo del transbordador es llevar un experimento de astronomía y física de 2.000 millones de dólares a la estación espacial internacional.

___

En internet:

www.nasa.gov/shuttle