El River Plate goleó hoy por 4-1 al Peñarol en partido pendiente correspondiente a la séptima jornada del torneo Clausura uruguayo y le impidió sumar los tres puntos que necesitaba este para subir a la primera posición de la tabla.

El encuentro fue el único que se jugó el fin de semana debido a que el reglamento exige que no queden partidos atrasado antes de disputarse las últimas tres jornadas.

El Peñarol, actual campeón de Liga, necesitaba de una victoria para alcanzar al Nacional al frente de la clasificación y la derrota le restó posibilidades en sus aspiraciones de retener el título.

El perdedor alineó a varios suplentes reservando a los titulares de cara al partido de vuelta correspondiente a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América frente al chileno Universidad Católica.

El encuentro se disputará el próximo día 19 en Santiago. En el partido de ida el Peñarol ganó por 2-0.

Los goles del River Plate fueron convertidos por el brasileño Vinicius (m.42), José María Franco (m.53), de penalti, y Jonathan Ramírez en dos ocasiones (m.78 y 80).

El gol del Peñarol lo marcó Jonathan Urretaviscaya (m.32), quien en la misma jugada se retiró del campo con rotura de fibras y se perderá el partido frente a la U Católica y seguramente la definición del torneo Clausura.

Con su victoria, el River Plate, que era uno de los equipos amenazados por la pérdida de categoría, se aseguró la permanencia.