El Arsenal cayó en el Emirates Stadium ante el Aston Villa (1-2) y deja en el aire la tercera plaza que ahora ostenta a falta de una jornada para el cierre de la competición en la Premier, a la que se aferra el Wigan del español Roberto Martínez, que remontó dos goles para mantener sus opciones de permanencia.

La penúltima sesión, con el título decidido en favor del Manchester United desde el sábado, contempló los tropiezos del Chelsea, el Arsenal y el Liverpool. La carencia de objetivos desinfló a los tres poderosos. Otrora aspirantes a todo y ya con el curso resuelto.

El Chelsea, con Fernando Torres de titular pero sin puntería, no pasó del empate ante el Newcastle (2-2). El serbio Branislav Ivanovic puso el choque de cara para el equipo londinense, pero el argentino Jonás Gutiérrez estableció el empate. El brasileño Alex devolvió la iniciativa a los locales aunque en el último minuto, Steven Taylor impidió la victoria del equipo de Carlo Ancelotti.

Darren Bent rentabilizó las penurias del Arsenal. Marcó los dos goles del Aston Villa, que se impuso en Londres (1-2). El holandés Robin Van Persie estrechó distancias en el tramo final.

El Arsenal puede perder la tercera plaza si el Manchester City saca adelante su partido de la trigésima séptima jornada, aplazado debido a la final de la Copa de Inglaterra que el sábado ganó al Stoke.

El holandés Rafael Van der Vaart y el croata Luka Modric dejaron en evidencia al Liverpool, superado en Anfield por el Tottenham (0-2), que se afianza en la quinta plaza. El Fulham, por su parte, ganó a domicilio al Birmingham (0-2) con los tantos de Brede Hangeland.

El Wigan de Roberto Martínez tiró de épica para aferrarse a sus opciones de ascenso, que recuperó al dar la vuelta al partido ante el West Ham. El Wigan remontó dos goles y afrontará la última sesión con posibilidades de permanencia. El gol del francés Charles N'Zogbia en el tiempo añadido redondeó el triunfo del conjunto de Martínez.

Dos goles en media hora del galo de origen senegalés Demba Ba arrimaron al Wigan al descenso. Sin embargo, N'Zogbia acortó distancias a la hora de partido y Conor Sammon estableció el empate minutos después. Finalmente, el francés, con el tiempo cumplido, marcó el gol del triunfo local.