Menos de 24 horas después de haber conectado dos cuadrangulares, el venezolano Ramón Hernández hizo sonar nuevamente el madero y ayudó a los Rojos de Cincinnati a conseguir una victoria por 9-7 sobre los Cardenales de San Luis.

Con su triunfo, los Rojos consiguieron su primera "barrida" sobre los Cardenales desde septiembre del 2007.

La noche anterior Hernández pegó dos cuadrangulares que llevaron a los Rojos a un triunfo por 7-3 sobre los Cardenales, y esta vez ligó su sexto cuadrangular en la campaña, con toletazo solitario.

Hernández botó la pelota del campo en el tercer episodio sobre los lanzamientos del abridor Chris Carpenter, a quien le empezó a descontrolar los envíos y al final le detuvo una racha de cinco temporadas consecutivas venciendo a los Rojos.

Carpenter no había perdido ante los Rojos desde el 6 de junio del 2006, y acumuló ante ellos 10 triunfos seguidos.

El guardabosques Chris Heisey (4) también jonroneó para los Rojos, líderes de la División Central de la Liga Nacional, que sumaron su cuarta victoria consecutiva y ampliaron a 2,5 juegos su ventaja sobre los sublíderes Cardenales.

La victoria se la acreditó el abridor Travis Wood (3-3) en seis entradas, permitió siete imparables, dos jonrones, dos carreras, dio una base y ponchó a tres.

El cerrador dominicano Francisco Cordero (7) lanzó dos tercios, permitió un imparable y ponchó a uno para acreditarse el rescate.

La derrota la cargó Carpenter (1-3) en seis episodios y un tercio, permitió nueve imparables, un jonrón, ocho carreras, dio dos pasaportes y ponchó a cinco.

Por los Cardenales el guardabosques Lance Berkman (11) y el receptor puertorriqueño Yadier Molina (3) pegaron sendos jonrones.

Molina lo hizo en el segundo episodio sobre los envíos de Wood, sin gente en el camino.